Ud. esta aqui Conócenos Historia La Cruz Roja en Ecuador

Historia de la Cruz Roja en el Ecuador

Indice del artículo
Historia de la Cruz Roja en el Ecuador
Primer Directorio
Reconocimiento del Estado Ecuatoriano
Oficialización de la Cruz Roja Ecuatoriana
Todas las páginas

La mayor parte de las Naciones del mundo habían secundado la humanitaria idea de Dunant y en muchos países se fundaron instituciones de Cruz Roja para aliviar y socorrer a las víctimas de las guerras que con tanta frecuencia azotan a la humanidad.

En nuestro país, si bien era conocida la fundación de la Cruz Roja, su importancia y la benéfica labor que desarrollaba no solamente en los campos de batalla, sino también ayudando a las víctimas de inundaciones, de incendios y de toda clase de catástrofes, no se había materializado la idea de formar la institución de Cruz Roja Ecuatoriana, aspiración que existía en el corazón de las personas que se interesaban por el bienestar de sus connacionales.

Fue necesario que nuestra Patria se viera amenazada por una invasión hecha por el Gobierno del Perú, que después de desconocer el tratado de Guayaquil, quería apropiarse de parte del territorio nacional.

Ante esta emergencia el pueblo ecuatoriano se unió para defender las fronteras de la Patria y convencidos de que la lucha por la defensa de nuestras fronteras iba a ser inevitable y sangrienta, sufriendo todo los horrores de la guerra, se plasmó en realidad la formación de la Cruz Roja Ecuatoriana, que adherida a la Sociedad Internacional, cuya Sede está en Ginebra, podría en esta emergencia nacional cumplir con sus bellos postulados de "en la paz y en la guerra caridad".

Sr. Herman MoellerY fue así como el 22 de Abril de 1910 previa convocatoria hecha por la Sociedad Medico Quirúrgica de los Hospitales, en cuyo nombre habían firmado la invitación los señores doctores León Becerra, José Payeze Gault, Juan Bautista Arzube Cordero, Leopoldo Izquieta Pérez, Wenceslao Pareja y Alfredo Espinoza Tamayo, concurrieron a la sesión que se instaló en el Salón de Honor del Colegio Nacional Vicente Rocafuerte y que contó con la asistencia, además de los señores invitantes, de los señores don Francisco García Avilés, por la Sociedad Filantropica del Guayas, don José Salcedo Delgado por la Junta de Beneficencia Municipal y Protectora del Cuerpo de Bomberos, Dr. Juan A. Cortez García por la Casa de Salud de su nombre, don Virgilio Drouet, por la Sociedad de Beneficencia de Señoras, señor Juan Verdesoto y Lcdo. Teodoro Maldonado Carbo, por la Asociación Escuela de Medicina, doctor José María Estrada Coello y Eduardo Valenzuela Iller por la Sociedad Protectora de la Infancia, don Lorenzo Tous, don José Solá y don Ramón Tapia, por la Junta de Beneficencia Española, los señores Juan Molinari, Agustín Merello y Jerónimo Guilliano por la Junta de Beneficencia Italiana Garibaldi, los Sres. Samuel Koppel y José E. Ramírez, por la Logía Luz del Guayas, los doctores Miguel E. Castro y Vicente A. Pazmiño por la Logía Filantropía del Guayas, los señores D. M. Kadrá y Miguel Najas, por la Sociedad de Beneficencia Siria y el doctor Francisco Andrade por el Servicio de Santidad Pública.

El doctor José Payeze Gault agradeció a los asistentes la respuesta que habían dado a la convocatoria hecha y manifestó que el objeto de esa reunión era formar la Cruz Roja Ecuatoriana, la que debía adherirse a la Sociedad Internacional de la Cruz Roja establecida en Ginebra, si se aceptaba la invitación hecha por la Sociedad Médica de los Hospitales.

El doctor Espinoza Tamayo amplió los conceptos del Doctor Payese y pidió a los concurrentes que se designará a un Presidente y un Secretario, a fin de poder canalizar las discusiones y resolver definitivamente acerca de la formación de esta filial de la Cruz Roja Universal.

Por aclamación fueron designados Presidente y Secretario de la Asamblea los señores doctores León Becerra y Leopoldo Izquieta Pérez respectivamente.

El señor Presidente puso en consideración de los asistentes, la proposición del doctor Payeze Gault, apoyada por el doctor Espinoza Tamayo y los asistentes por unanimidad aprobaron dicha moción y en consecuencia quedó constituida la Cruz Roja Ecuatoriana, con sede en Guayaquil.